viernes, septiembre 30, 2011

El Festival Internacional de Cine de Albacete apoya el cine independiente y de bajo coste con la proyección de “Cecilia y Juan”

  • Abycine proyectará el próximo 4 de octubre la ópera prima de un director, que decidió hacer su sueño realidad autoproduciendo su película
  • "Cecilia y Juan", una película romántica de las de antes con dos tipos de ahora, está teniendo gran acogida en pases privados y en redes sociales

Todos podemos ser protagonistas de una película romántica. Todos podemos vivir el sueño que vive un galán de cine clásico. Si el amor ha desaparecido de las pantallas, “Cecilia y Juan” demuestra que no sólo puede volver, sino que cualquiera de nosotros puede hacerlo realidad.

Es lo que les pasa a Cecilia y Juan. Ellos son dos tipos de ahora, tan vividos como desencantados. Como en toda historia romántica, se encuentran, se repelen, se atraen. Durante un amanecer descubren la ciudad mientras descubren al otro y a sí mismos. Y se descubren siendo protagonistas de su propia película romántica, viviendo una noche que parece de cine y que les hace creer que puede suponer un cambio para siempre en sus vidas. Y la viven hasta el final, no sabiendo si en su relación, ganará la ficción o la vida real. Al final de la mañana, algo habrá cambiado para siempre.

Pero no sólo Cecilia y Juan viven su propio sueño. También lo vive su director, Alberto Córdoba. Tras dirigir varios cortometrajes y escribir numerosos largos que no obtenían subvenciones, se lanzó a la aventura de cumplir su sueño: autoproducir su ópera prima. Con sólo 14.000 euros (150 veces menos que una película media española), ha conseguido tener su primer largometraje.

Pero el sueño no era sólo tenerlo. Era poder compartirlo. Tras las estupendas críticas recibidas en pases privados que le han llevado a tener una importante comunidad de fans, el Festival Internacional de Cine de Albacete proyectará el próximo martes 4 de octubre a las 22.30 el estreno oficial de la cinta.

Llevar adelante esta historia de cine romántico clásico a lo “Vacaciones en Roma” parecía una locura. Finalmente ha sido una aventura, una película imprescindible para los que creemos en el amor. “Cecilia y Juan” no es sólo una gran historia romántica. En tiempos de crisis y de desencanto, la historia de su rodaje y estreno es el ejemplo de que los sueños, si se persiguen, se terminan por alcanzar. Una película irrepetible que te invitamos a descubrir el próximo martes 4.

domingo, septiembre 25, 2011

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS (Enrique Urbizu): 9,5


Todo nuestro mundo depende de que haya algún hijo de puta que nos haga el trabajo sucio. Nuestra mentalidad pequeñoburguesa lo negará, miraremos para otro lado, incluso criticaremos a ese hijo de puta, pero necesitamos a gente como él. Necesitamos a Santos Trinidad.
Lo necesitamos tanto como lo necesita el cine. Desde Malamadre en "Celda 211", no habíamos asistido a un personaje de tantísima enjundia, de tanta fuerza y hondura cinematográfica. Apoyándose en los códigos del cine negro y en este personaje que sólo se echa un chorro de Coca-Cola en el Habana 7, Urbizu y Gaztambide crean una trama asentada en la realidad española para hablar de la realidad desde algo tan aparentemente hollywoodiense como la salvación del mundo, de nuestro mundo.
Lo hacen con el conocimiento de causa que da vivir la calle, con los detalles del que se nota que ha investigado, con la profundidad del que conoce a la gente. Sumando todos esos elementos a una estructura tradicional de thriller, que sólo al final opta por el camino más grandilocuente, Enrique Urbizu logra hacer cine del grande.
De ese cine que te hace levantarte butaca, que te hace proferir insultos a los malos, que te sobrecoge con cada uno de sus caminos, que te hace sonreír con cada una de sus expresiones, que te hace admirar a cada uno de sus secundarios, que me hace llorar del talento que veo en la pantalla mientras la disfruto, que me deja totalmente conmovido cuando termina.
Que me hace admirar a ese hijo de puta que no quiero ver en mi día a día, que critico y rechazo, que me hace ver lo vulnerables que somos, al que quiero como quería a Malamadre, que me hace saber que no olvidaré a este Santos Trinidad al que Jose Coronado eleva hasta por encima del cielo.
"¡A tomar por culo el mundo!" -dice él. Y sin embargo, está en su mano salvarnos, seguir con nuestro mundo.

lunes, septiembre 05, 2011

LA PIEL QUE HABITO (Pedro Almodóvar): 7,5


Almodóvar es como el Dr. Robert, un esteta incorfomista. Alguien incapaz de quedarse con las soluciones que ya le han funcionado, alguien que quiere ir siempre más allá y buscar formas nuevas para problemas antiguos.
Almodóvar ha ido en "La piel que habito" más lejos de lo que nunca había ido. Puede que prefieras su comedia naturalista, puede que prefieras sus dramas femeninos, puede que prefieras sus melodramas de artificios de diseño, pero lo que no se puede negar es que Almodóvar ha hecho como el Dr. Robert: ha dado un salto mortal y sin red.
Y ha caído de pie. Sorprendentemente de pie. Lo ha hecho, pese a unos conflictos bestiales, pese a un argumento de culebrón, pese al retorcimiento objetivo de sus personajes, pese al exceso de un personaje que sobra (El Tigre). Pero ha caído de pie.
Cae de pie porque como siempre, narra de una forma que hace que te metas en un nuevo mundo, que quieras saber más, que te emociones. Y aunque no para de innovar, aunque consigue tener la mejor fotografía de toda su carrera, aunque consigue una belleza en las imágenes y en la dirección artística que enlazan directamente con su argumento (la construcción de la belleza), su mayor virtud es la de siempre: transforma lo extraño en normal, el horror en belleza, hace querible y comprensible una gama de personajes que en modo alguno lo son.
Y lo hace él con un guión excelente, puede que demasiado pensado y escrito. Pero lo hace Banderas con la mejor interpretación desde "Átame". Ya no es Ricky, ahora es Robert el que secuestra y se enamora. Es otro. Y eso es lo que consigue: parecer realmente otro, dejar de parecer Antonio Banderas.
Cuando acaba la película, cada personaje es otro, cada actor es otro, tú eres otro. Probablemente Almodóvar sea otro. Y sin embargo, como Vicente, también Almodóvar sigue siendo el mismo.

sábado, agosto 27, 2011

SUPER 8 (JJ Abrams): 5

Las intenciones de Abrams son tan nítidas que es muy fácil opinar sobre su cumplimiento: conseguir con Super 8 lo que "E.T" y "Los Goonies" consiguieron con él cuando eran pequeño. Lo impresionante es que no sólo lo consiguieron con él, lo consiguió con casi todos los niños de la época.
Yo era niño en aquella época. Y sí las disfruté. Eso sí, luego me he hecho adulto y he podido volver a verlas. Y desgraciadamente, he visto que eran pelis de aventuras apreciables, pero llenas de trampas y chistes fáciles, que eso sí, alcanzan a veces la credibilidad, la verdadera emoción. Es justo de lo que carece Super 8.
Este homenaje a aquella manera de hacer cine tiene la fuerza del cine hipertrofiado, de la tensión de una trama potente y tiene la carencia de la copia sin alma. Y es que como pastiche de "E.T", "Los Goonies", "Parque Jurásico", "Poltergeist", "La guerra de los mundos" y "Cuenta conmigo" acusa que no es realmente una peli de pandillas y que tampoco es una peli de invasiones. Y con ello, pierde identificación de los niños y pierde tensión narrativa, gana desinterés y aburrimiento.
La consecuencia es que se deja ver. Pero que no gusta ni a adultos ni a niños. La consecuencia es que los que fuimos niños, no conseguimos sentir nostalgia. Y que los que ahora lo son, no se quieren subir a ese carro.
Es una oportunidad perdida. Lástima, porque hay oficio. Lástima, porque como apuesta, podía haber sido interesante.

EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS (Rupert Wyatt): 8

No he podido ver nunca la original de Franklin J. Schaffner. Tuve la mala suerte de ver el remake de Tim Burton. Con esta mínima información, acudí a la sala por un único motivo: la falta de opciones adultas en la cartelera.
Y sí, sí es una peli adulta. Sí toma al espectador como una persona inteligente. Sí tiene personajes nada esquemáticos. Sí se preocupa por tener imágenes potentes y metafóricas. Sí respeta códigos y formas, sí se preocupa por tener un guión progresivo, narrativo, donde todo aporta y cada elemento se superpone al anterior hasta hacer crecer la trama, los personajes y la tensión.
Por esa adultez, "El origen del planeta de los simios" se disfruta con el placer de un niño. Te hace sentir ese niño que veía cine en verano y que se metía en una aventura hasta el final.
Así me sentí yo. Así se sintió un cine que acabó aplaudiendo. Así puedes vivirla.

LA BODA DE MI MEJOR AMIGA (Paul Freig): 5

Las películas producidas por Judd Apatow parecen ser intercambiables de las que dirige él. Sus patrones son los mismos: personajes demasiado convencidos de su gracia, patetismo, chistes fáciles, réplicas excelentes y un abuso sistemático del "caca, culo, pedo, pis".
A eso le une una marca de estilo y es un gusto por la improvisación, que produce a veces muy buenos resultados cómicos, pero que tienen como consecuencia comedias que se van por encima de las dos horas. Y francamente, sus pelis no tienen tanta profundidad como para aguantar eso.
La boda de mi mejor amiga es otro producto Apatow más. Tiene una muy buena actriz como comediante y una trama que no está mal, pero sigue abusando de querer ser graciosa. Obvia el principio básico: no te creas graciosa, no te rías, pásalo mal para hacerlo pasar bien.
Y funciona. Funciona a veces, pero el conjunto tiende a caerse. En mi cine no se rió casi nadie. Mala señal.

CARTELERA DE UN CINE DE PLAYA

La cartelera de una ciudad de provincias es dura. Es Hollywood hipertrofiado y llevado al extremo. Es poder elegir entre una superproducción y otra. Es renunciar a los otros cines. Es dejar de saber que existen.
Si a esto se le agrega el verano y la playa y la desconexión mental que supone, todo esto se lleva al extremo. En mi cine ahora se proyectan "Conan 3D", "Super 8", "Los pitufos 3D", "La boda de mi mejor amiga", "El origen del planeta de los simios" y ¡¡¡"Zooloco"!!! Visiones tan rápidas de la cartelera hacen necesaria una política de excepción cultural, comprenden que o hay subvenciones o acabaremos siendo tan tontos como los habitantes de Iowa.
Pero bueno, vayamos a nuestro tema, las críticas. Por motivos obvios, de estas 6 pelis, he tenido que renunciar a ver 3. Éstas son mis experiencias:

jueves, julio 21, 2011

Segundas críticas sobre Cecilia y Juan

"Cecilia y Juan es como el buen vino, el 2º trago mucho mejor que el primero" (JC)
"Gracias por tener el talento y la sensibilidad que has demostrado haciendo una peli como esta!!! Pasé un rato estupendo!!!"
"Yo estuve anoche en el estreno. De nuevo mis felicitaciones! Excelente guión y excelentes interpretaciones. Una prueba de que cuando se desea algo con mucha pasión, es posible hacerlo realidad" (IMGC)
"Gran TRABAJO, me ha gustado mucho" (NP)
Realmente me encantaron la sensualidad, la música y los diálogos inteligentes que vi!!! todo aderezado con el “misterio/romanticismo” del cine al aire libre!!!! Simplemente genial!!!!" (CJ)
"Ciertamente, me sorprendió por lo buena que es" (ChD)
"ENHORABUENA con mayúsculas por el pase de ayer. Me encantó. Que triunfe como se merece" (CS)
"Nos ha gustado la interpretación de los actores. Están muy bien elegidos, ayudan a comprender la situación en la que se encuentra cada uno de ellos; esos tiras y afloja; ese conflicto entre hombre-mujer y la percepción que tiene cada sexo del mundo en sí mismo. Ello permite que el espectador se identifique con los personajes. Se mantiene la tensión" (PE)
"Cecilia y Juan triunfará. Gran trabajo" (GM)

domingo, julio 17, 2011

CINE DE VERANO


Si vives en Madrid y quieres ver "Cecilia y Juan", este mismo martes 19 de julio podrás verla. ¿Dónde? ¿Qué mejor que al aire libre, qué mejor que en un cine de verano?

Lo haremos en el sitio donde empezamos, qué mejor que hacerlo con una entidad sin ánimo de lucro, ¿qué mejor que hacerlo con la Fundación Carmen Pardo-Valcarce? Ayudan en la educación e integración laboral a los discapacitados y tienen un estupendo club de tenis y padel al que seguramente ya vas.

Pues ahí, en lo alto de Montecarmelo, con vistas a la mejor puesta de sol de Madrid, se iniciará el próximo martes 19 a las 21.30 un nuevo pase privado de la peli. Sólo tienes que traer impresa la foto de invitación que adjunto.

lunes, julio 11, 2011

BEGINNERS (Mike Mills): 8,5


Al minuto de comenzar Beginners, te das cuenta de que es una experiencia distinta. De que lo que vas a ver es el auténtico y absoluto placer del cine.
No lo es porque haya grandes movimientos de cámara y persecuciones. Lo es porque te lleva a una atmósfera donde lo cotidiano se vuelve mágico, lo común bello y lo extraordinario, hábito.
Lo hace gracias a un guión de hierro. Un guión que toma una decisión aparentemente estúpida que en su desarrollo, se vuelve un absoluto acierto: contar en paralelo dos historias que suceden en tiempos distintos y que aparentemente no tienen nada que ver.
El desarrollo de cada una de esas historias está poblada de ideas geniales, de vivencias reales, de magia encontrada en las experiencias más habituales. Ese guión se suma a una vieja música y a imágenes de archivo para, mediante un montaje superlativo, lograr configurar una implicación absoluta del espectador. Esa implicación supone identificación, supone risas, supone lágrimas. Supone sentir la vida del otro como si fuera la tuya.
Pero esto no se haría real si no fuera por sus personajes, si no fuera por sus actores. El papel que les dan a los 5 principales es oro puro, es material de obra maestra. Pero lo que hacen con ellos Christopher Plummer y Melanie Laurent lleva al sueño lo que ya era cenit.
La humanidad y querencia que le entrega Plummer a ese viejo recién salido es notable, el carisma y belleza que ofrece Laurent la convierten en la actriz del año. Tarantino no era ciego al descubrir a Shosanna. El cine tiene una actriz para toda la vida, alguien dotado de clase y glamour, de belleza especial y cotidiana, de normalidad y elegancia. Se trata de una actriz para unirse a las grandes del cine clásico. Esperen y lo verán.
Mientras tanto, pueden disfrutarla en pantalla. Pueden dejarse llevar por el cine en estado puro. Por los sentimientos de verdad. Por una película realmente bonita, nacida para querer, nacida para aprovechar la vida "aunque uno no sepa cómo funciona".

BLACKTHORN (Mateo Gil): 8

Hace ya una semana que vi Blackthorn y sus imágenes no se me van de mi cabeza.
Tiene una hora inicial absolutamente magistral en que se mete en tu cerebro y no te suelta. Entra dentro de ti Butch Cassidy, entra su amante, entra su tristeza, entra su mítica, entra su paisaje, entra la épica de sus imágenes.
Esa hora inicial vale por la mayoría del cine que se ha visto este año. Es cierto que la aparición súbita del personaje de Stephen Rea genera un conflicto que no tiene la fuerza del previo, que la separación de Noriega y Shepard lleva a perder interés al perder intriga en las acciones pequeñas.
Pero también es cierto que cuando acabas, te has quedado con una historia de las de antes. Te han movido temas universales. Te has elevado y conmovido. Has escalado y llegado a un nuevo tiempo, el de siempre.

viernes, julio 08, 2011

PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA (Guillaume Canet): 7


La película revelación de la temporada no es la más perfecta. Ni siquiera es la mejor contada. Pero sí tiene una virtud inmensa: sale de dentro.
Y cuando una peli sale de dentro, exuda cine por los poros, llega al espectador.
Lo hace pese a mil decisiones erróneas. Elige unos actores con poca química y menos gracia. Sus actuaciones individuales pueden ser correctas, pero no llega a haber la verdadera química de la amistad. Además, casi ninguno tiene vis cómica y eso hace que nunca se decante por el terreno de la comedia, que acabe moviéndose más cómoda en el drama que en la comedia generacional.
Tampoco es un acierto llevar el drama al melodrama, elegir conflictos tan bestiales como un embarazo, una salida del armario o una muerte. Para hablar de la amistad no hacía falta, qué mejor que hacerlo a través de las pequeñas mentiras sin importancia.
Y los dos últimos errores son técnicos. El primero es de estilo. Un estilo que nace del plano-secuencia y va derivando hacia una forma acomodaticia que quizá es la misma que la de los personajes. Y el segundo es las canciones. No podía haber buscado la lágrima fácil con canciones más insustanciales, tan absolutamente erróneas como la versión alegre del My Way.
Pero todo esto da igual. Porque mientras la ves, te la crees. Porque mientras la vives, te llega. Porque tiene algo que la distingue del resto de la cartelera: sale de dentro. Cuenta a todos algo muy íntimo.

lunes, junio 20, 2011

HANNA (Joe Wright): 5,5


Sucede con casi todos los buenos directores que no escriben.
Hacen buenas películas mientras tienen buenos guiones, pero como no depende de ellos, siempre hay un momento en que la cagan.
Le ha sucedido a Joe Wright. Después de la extraordinaria "Orgullo y prejuicio" y de la notable "Expiación", "Hanna" es su primer resbalón.
Y no es porque él no le ponga empeño. Consigue buenos actores, busca soluciones visuales, plantea ritmos endiablados, logra ciertas persecuciones e intenta ponerle emoción. Pero de donde no hay, poco se puede sacar.
Y su historia tiene poca cabeza y muchos pies. Si escribiera, al menos habría podido cambiarla. Como no escribe, su único error ha sido no rechazarla.
Le llegarán otros guiones y volverá a triunfar. Y volverá a cagarla.

viernes, junio 17, 2011

Primeras críticas de Cecilia y Juan



Por una vez, no hablaré yo. Hablan muchas de las personas que asistieron el pasado miércoles al primer pase privado de Cecilia y Juan.

“Gracias por el buen rato y las sensaciones y sentimientos que rescatasteis. Por crear felicidad"(JC)

“No solo es un sueño hecho realidad, sino que es un sueño precioso” (CGG)

"Impresionante la tensión erótico-sexual que se genera. Maravilloso el final y la música" (SJ)

"Me he quedado alucinada, hasta he llorado (y es la primera vez que lloro con una peli romántica). Parece que estés allí con ellos, como si sintieras lo que ellos sienten" (MM)

“La película es realmente muy buena. Yo creo que se ha conseguido que toda una generación pueda empatizar con lo que está sucediendo en pantalla” (JMB)

“Me gustó mucho mucho la foto, los actores la mejoran y los dibujos alegran” (AP)

“Una película que consigue remover emociones y aflorar muy bonitos recuerdos! De corazón, me gusto y mucho!” (ACh)

“Había leído con anterioridad el guión y me fascinó. La peli ha cubierto mis expectativas. Los actores están que se salen y las imágenes de Madrid es una de las cosas que más me ha gustado” (MC)

"Enhorabuena a todos los que habéis participado en la película... A mi me ha encantado!! Una historia de amor que te hace pensar y unas imágenes que te ayudan a recordar algunos rincones tan bonitos de Madrid... con vuestras imágenes habéis conseguido poner a Madrid a la altura de París!!" (JPN)

“"Me ha gustado mucho... creo que expresa cosas que todos hemos sentido, explica de una forma entendible todo lo que nos complicamos en los sentimientos, lo que deseamos, lo que creemos que debemos y lo que podemos hacer” (ND)

“La he visto por segunda vez y me ha gustado todavías más que la primera. me ha puesto la carne de gallina” (PC)

“Lo que más nos impresionó es la gran tensión sexual-erótico-pasional que se crea entre los personajes" (SJ).

“la película es muy buena, disfruté como un enano” (JC)

“enhorabuena por semejante pelicula!!! la fuimos "analizando" (desde la ignorancia) en el coche y no paramos de hablar hasta llegar a casa, nos encanto los dialogos (aunque fueran de chica) y la fuerza de los actorazos!!!” (RU)

“nos lo pasamos fenomenal ayer, nos encantó la película” (AA)

“me hizo rebobinar 15 años de mi vida, el problema ahora es asumir que esa pasión ya no la vamos a volver a vivir más. Viviremos y buscaremos otras, por supuesto” (VGD)

“Ayer empezamos a verla otra vez, para comprobar que todo funcionaba correctamente y ... el corazón ganaba a la razón...” (ML)

“enhorabuena, la peli es preciosa!" (JGG)

“La película es una gran comedia romántica. Mucho más que una gran comedia. Me ha demostrado que cuando la vida te presenta razones para llorar puedes encontrar mil y una razones para soñar, para sonreír, para luchar, para ser feliz" (AC).


domingo, junio 12, 2011

Cecilia y Juan: la nota de prensa

Un sueño autoproducido, una película de verdad


  • “Cecilia y Juan”, una comedia romántica de las de antes con 2 tipos de ahora
  • La ópera prima del director Alberto Córdoba ha contado con un presupuesto pequeñísimo, íntegramente financiado por su director.





El próximo miércoles 15 de junio a las 9 de la noche, tendrá lugar el primer pase privado para prensa de la película Cecilia y Juan. Ve la luz en el cine Palafox una película imprescindible para los que aún creemos en el amor.


Cecilia y Juan son dos tipos de ahora, tan vividos como desencantados. Como en toda historia romántica, se encuentran, se repelen, se atraen. Durante un amanecer descubren la ciudad mientras descubren al otro y a sí mismos. Y se descubren siendo protagonistas de su propia comedia romántica, viviendo una noche que parece de cine y que les hace creer que puede suponer un cambio para siempre en sus vidas. Y la viven hasta el final, no sabiendo si en su relación, ganará la ficción o la vida real. Al final de la mañana, algo habrá cambiado para siempre.


El trabajo no ha sido sencillo. Si el rodaje y la selección del equipo ya es toda una aventura en cualquier película, todavía lo es más cuando se cuenta con un presupuesto 300 veces menor que el de una película media española. Eso sí, íntegramente financiados por el director, Alberto Córdoba. El rodaje, además, tenía que ser compaginado con su agenda laboral de 50 horas semanales. Alberto Córdoba es ingeniero industrial de estudios, consultor de profesión y cinéfilo de corazón. Durante años, ha compaginado su trabajo con su pasión por el cine. Ha colaborado en la elaboración de varios cortometrajes como “La voy a dejar”, “Carlos y Almudena, la verdadera historia” o “La espera”. Cecilia y Juan es su Opera Prima.


A la manera de Ehan Hawke y Julie Delpy en “Antes del atardecer”, el director buscó desde el principio la implicación del reparto y por eso, no es casualidad que sus protagonistas compartan nombre e historia con los actores que les dan vida. Cecilia Tamayo, mexicana de 27 años ha desarrollado su carrera tanto en México como en España. Desde el primer momento que el director la descubre, reconoce a la protagonista de su película. Por su parte, Juanma Diez a sus 30 años, lleva más de una década dedicado al mundo de la interpretación en cine, televisión y teatro. Además ha impartido cursos y seminarios en España y el Sudamérica. Para ambos actores, los personajes que encarnan en Cecilia y Juan son su primer papel protagonista en un largometraje.


Llevar adelante esta historia de cine romántico clásico a lo “Vacaciones en Roma” parecía una locura. Finalmente ha sido una aventura que ha resultado en una película imprescindible para los que creemos en el amor. “Cecilia y Juan” no es sólo una gran comedia romántica. Su director es el ejemplo de que los sueños, si se persiguen, se terminan por alcanzar. Una película irrepetible que te invitamos a descubrir el próximo miércoles 15, rogamos confirmar la asistencia.

Para más información:

www.facebook.com/CeciliayJuan

comunicación.ceciliyjuan@gmail.com

video

lunes, junio 06, 2011

LA META

¡¡¡Llegó el día!!! Por fin sale a la luz "Cecilia y Juan". ¿Cuándo?
El 15 de junio de 2011 a las 21.00 en el Cine Palafox de Madrid. Será un pase privado, pero será el lanzamiento de un cohete que acabará aterrizando en los cines.

martes, mayo 10, 2011

THE COMPANY MEN (John Wells): 7,5


Cuando uno entra a ver una peli como The Company Men, lo hace con todo el escepticismo posible. Es el miedo a que Hollywood, la máquina feroz de transmisión de valores del capitalismo, sea capaz de forrarse a costa de parecer revolucionario. Si a esa desconfianza, le añades la presencia del actor que más odio, Ben Affleck, te planteas por qué estás ahí.

Y durante un rato, todos esos miedos aparecen y se multiplican. Me llevan a que vea todo lo que sucede con distancia. Pero de repente hay un momento en el que te olvidas. Te olvidas de que es Hollywood quien lo cuenta. Te olvidas de que es Ben Affleck quien protagoniza.

Y te olvidas porque lo que ves huele a verdad. Porque la relación entre Affleck y su mujer es real. Porque el guión propone una cosa y la realidad la eleva. No creo que su dirección sea sustantiva, pero sus intérpretes sí consiguen que lo sea.

Y así entre una dirección invisible y unos actores estupendos, el guión te lleva a un lugar al que nunca creíste que te iba a llevar Hollywood. Te lleva a plantearte lo que haces. Te lleva a plantearte lo que no haces. Te lleva a querer a los personajes y a odiar el mundo en el que vives.

Te lleva a saber que es el momento de cambiar el mundo y que hay mucha gente que ya lo está haciendo.

Quizá no sea buen cine dar la respuesta, pero me encanta que lo haga, me encanta que se comprometa a hacer y no sólo a hablar .


lunes, mayo 09, 2011

CARLOS (Olivier Assayas): 7


Ante una peli como Carlos, lo primero que uno siente es agradecimiento. Agradecimiento por todo el tiempo que ha pasado sin películas como ésta. Películas de espías, de complots internacionales, de alta política y bajas motivaciones, de cien localizaciones, de crímenes perfectos, de malos que son buenos, de buenos que son malos.

Ese agradecimiento se materializa en unas primeras 2 horas simplemente magistrales. Durante esos 120 minutos que reflejan el nacimiento y generación de un mito, el goce como espectador llega a extremos de orgasmo. El punto culminante es la secuencia del secuestro en la OPEP. Ese momento debería valer una vida. Quizá una película no pueda alejar tanto tan gran momento de su final. Quizá una vida no debiera alejar tanto tan gran momento de su muerte.

Y es lo que le pasa a “Carlos”, es lo que le pasa al personaje. Es tan grande su leyenda, su estrellato de rock que jode ver cómo inicia su proceso de degradación. Si hubiera muerto en el avión de la OPEP, quedaría como una leyenda de la masculinidad. Al seguir viviendo y acabar con problemas de próstata y exceso de grasa, acaba como una parodia del macho.

A la película no le llega a pasar eso, pero sí se resiente de la pérdida de actividad. La acción se torna espera; la espera, rutina; el pasado, futuro. Y los cortes de montaje se cargan más esta parte que la central, restan más en el prólogo y en el desenlace que en el nudo.

“Carlos” anhela morir al final de una escalera. Cree que es su sino como creía en la Revolución, con más ansia de mito que de realidad, con más ganas de ser el Che por la foto que por sus conquistas. Probablemente, Carlos no sería legal, pero marca una época: el camino que va de mayo del 68 a una liposucción.

domingo, mayo 01, 2011

ABAJO EL TELÓN (Tim Robbins): 9

¿Por qué lleva Tim Robbins más de diez años sin dirigir? ¿A qué se dedica este enorme genio?
He tenido que volver a ver Abajo el telón para recordarlo. Y es queTim Robbins es uno de los cineastas actuales que más emociones me provoca. Su inteligentísima “Ciudadano Bob Roberts” me hizo reír ácidamente y derramar lágrimas. Su absolutamente excelsa “Pena de muerte” paralizó literalmente todos los miembros de mi cuerpo, salvo el cerebro y los ojos. Su última obra, “Abajo el telón”, va mucho más lejos. Te hace vibrar, llorar, bailar, levantarte, aplaudir.

Es una obra creada para ser cinética. Pretende mover piernas, manos, conciencias. Lo consigue desde un sentimiento desaforado, desde un acto de lujuria ante el hecho de hacer cine que provoca que revuelva la sala y el escenario, espectadores y actores.

Durante las dos primeras horas de su metraje, Robbins muestra su capacidad para realizar con inigualable habilidad escenas corales, para dibujar con pinceladas múltiples personajes en el abismo de sí mismos, para hacerte navegar hacia su revolucionario terreno. Si es cierto que su sentido de la dirección es algo casi inaudito, no es hasta la última media hora final cuando se vuelve (con la impagable ayuda de la música de su hermano David) magistral, cuando toca el cielo y nuestros corazones. Y con el último plano, arrebata para siempre ese cielo y esos corazones.

viernes, abril 22, 2011

SIN LÍMITES (Neil Burger): 5,5

Hay películas que se creen más listas de lo que son. Hay personas que se creen más listas de las que son. "Sin límites" cuenta con ambas.
Su protagonista se considera un genio. Su director, también. Y por ello, se empeña en ofrecernos mil trucos que le hacen parecer más listo, pero no mejor director. A saber: cambios drásticos de lente, dar la vuelta a la cámara, letras mil, planos-secuencia sin fin, uso de un actor de prestigio. Pero todos, todos son falsos. Parece que todos aportan y sin embargo, son absolutamente inanes.
Y es que todo es inane en "Sin límites" salvo un guión con algún giro de interés. Gracias a él y a la fuerza que trata de imprimirle su director, eres capaz de obviar el tedio de la lluvia de Semana Santa, eres capaz de obviar la falta de lógica y rigor, eres capaz hasta de olvidar la pregunta de qué coño hace ahí metido Robert de Niro y por qué le pone tan poco empeño.
Si la ves, al menos, no hagas como el prota y como el director. No creas que eres más listo por entenderla, no hay nada que entender.

miércoles, abril 20, 2011

LA LEGIÓN DEL ÁGUILA (Kevin McDonald): 6,5

La cartelera de un lugar de playa es lo más deprimente desde que Eugenio dejó de tomar zumo de naranja para comer hormigas. Los blockbusters se multiplican hasta hacer que aborrezcas la taquilla. Llegas a las multisalas y sólo quieres salir.
Pero tras recorrer 700 km para llegar al centro del temporal, ayer decidí jugármela y ver "La legión del Águila". No me equivoqué. Era lo que le pedía, era lo que esperaba. Era "una de romanos".
Una de romanos de verdad. Con conflictos más grandes que la vida, con decorados espectaculares, con batallas sangrientas, con paisajes únicos. Pero todo hecho con cerebro. En la acumulación no estaba el vacío, sino que encontraba su esencia.
Lo hacía gracias a una historia que parte de la historia para encontrar un argumento excelente, nuevo y épico, brillante y jugoso. El duelo-amistad entre los dos protagonistas logra generar intriga en cada situación, multiplicar el impacto de cualquier encuentro con forasteros. El diseño de unos villanos excepcionales contribuye a convertir en épica y en mensaje lo que podría haber sido sólo lucha. Ahí y en su estupenda dirección radica la fuerza de una peli nacida para ser blockbuster, pero a la que su propia calidad quizá haga que tenga que desaparecer de las multisalas.
¿Por qué? Porque es una película digna, porque es una película de otros tiempos.

lunes, abril 11, 2011

INSIDE JOB (Charles Ferguson): 8,5


Ante una peli tan contundente como "Inside Job", dan ganas de levantarse, comenzar a proferir gritos y unirse a todos los espectadores en una nueva lucha.
Algo de eso se vivió al terminar en mi sala: hubo un aplauso espontáneo. No fue un aplauso de júbilo, fue de solidaridad, de agradecimiento por alejarnos de la ceguera, de apuesta por la lucha.
Ahora queda que no sólo los convencidos la vean, que no la vean únicamente las víctimas. Que la vean los culpables, los causantes de lo que se muestra. Que la tomen y la lancen contra sus conciencias. Que vayan a comisaría y se autometan en prisión. Que los gobernantes les acompañen. Y que todos juntos tomen decisiones para que nada así vuelva a suceder.
Pero sucederá. Porque el hombre es un lobo para el hombre, porque la codicia nos puede más que el respeto al prójimo.
Como veréis, nada de esto parece una crítica de cine y sí un panfleto de club subvencionado. Pero es que es difícil resistirse a lo que vives viendo Inside Job. Es complicado tratar de analizarla como película. Tiene 2 méritos. El primero es que te agarra y te levanta la indignación durante 110 minutos absolutamente apasionantes. El segundo, que logra que comprendas palabras que nunca osarías pronunciar.
El resumen es muy simple. Hay que ir a verla, hay que denunciar, hay que iniciar la lucha, hay que lograr que la banca incívica deje de gobernarnos. Que el Gobierno de Wall Street desaparezca de inmediato.

sábado, marzo 19, 2011

TORRENTE 4 (Santiago Segura): 6


Torrente 4 devuelve la saga por sus fueros. Esos fueros que alcanzaron la gloria en la primera y que se mantuvieron en la secuela. Esos fueros que derivan de un guión de hierro, de una dirección portentosa y de una interpretación protagonista poderosa.
Dichas virtudes dan a luz una historia que nunca se cae, algunas secuencias notabilísimas, la complicidad con un personaje para la historia y multitud de risas en gags entre la brillantez formal, la risa fácil y la ironía sangrante.
Así se consigue mantener al espectador como en las dos primeras: aferrado a la butaca, con una sonrisa de placer continua y con estallidos de carcajada ocasionales. Lástima que caiga en algunos de los excesos que acompañaban la tercera. Y esos excesos pasan por dos puntos: uno, la caja; dos, el famoseo.
La caja hace que se note en demasía la publicidad. Telepizza o Plenilunio tienen su propio y demasiado obvio publirreportaje. Ese primer punto no hace temblar la narración, sí lo hace el segundo. Su desmedida afición al cameo evita risas. Tantas apariciones sin contenido llegan a alejar de la historia. Pero no sólo eso, se pierden oportunidades de hacer reír. Si un actor como Florentino Fernández o Wyoming tienen una escena, la bordan, logran que te mueras de la risa. Si esa escena es de Belén Esteban o Sergio Ramos, sobra. Esto es malo, pero alcanza la gravedad en el caso del compañero de fatigas de Torrente, el ínclito Kiko Rivera.
Si Gabino Diego o (sobre todo) Javier Cámara elevaban el nivel actoral y de descojone hasta el gozo, Rivera lo baja hasta el desplome. No tiene energía, no tiene vis cómica, no tiene nada. Sólo un nombre y una reputación. Y eso no basta para hacer reír.
Hacer reír es un don y un oficio. Lo demuestra Segura en cada escena. Como actor y como director. Como personaje y como narrador. Dejemos que siga haciendo Torrente, pero exijámosle que se rodee de lo mejor, de gente como él.

jueves, marzo 10, 2011

VALOR DE LEY (Joel y Ethan Coen): 6,5

Poco puedo decir de la última de los Coen.
No soy nada fan del western, en todo caso, es el spaguetti western el que más me hace disfrutar. Por ello, fui con pocas ganas y mucha confianza en los Coen. Salí contento de haberla visto y con menos confianza en los Coen.
¿La disfruté? Sí, bastante en el tercio inicial, nada en el intermedio, mucho en el tercio final.
¿Me emocioné? No, estuve cerca antes del epílogo.
¿Qué cambiaría? No lo sé. No domino el western, pero me cansaron tantos planos cortos de homenaje al cine de los estudios. Cambiaría el epílogo, lo eliminaría de un plumazo, le quita emoción y reflexión. Y quizá en la parte intermedia, le introduciría un tema y una épica.
¿Con qué me quedo? Con algún diálogo, con el personaje de la niña y de Jeff Bridges y con el intento frustrado de renovar un género que necesita modernidad para volver a generar lo que generó.

domingo, febrero 27, 2011

LOS CHICOS ESTÁN BIEN (Lisa Chodololenko): 5,5

Un padre centrado en el trabajo, que bebe más de la cuenta. Una madre que abandona su carrera para centrarse en la familia, y deja de sentirse deseada. Una hija a la que el chico le gusta pasa de ella. Y un adolescente, con un amigo al que ya apenas le une nada.
Esos son los personajes de Los chicos están bien, un cúmulo de tópicos tras tópicos, que sólo se refugian bajo la excusa de que la familia es homo, en lugar de heterosexual. Esa es la única originalidad de una peli, cuyo guión opta por siempre por el camino más fácil en lugar de la autoexigencia, por la solución trillada en lugar de la búsqueda.
Y eso nace en los personajes: qué decir del cuarentón soltero guay inmaduro. Pero llega hasta la dirección, que explota el plano contra plano hasta hacer pensar que es la única posibilidad. Llega tan lejos esta comodidad que no sólo obvia el desmesurado talento de sus actrices sin un solo plano secuencia que redunde vida, familia, sino que no es capaz de una sola metáfora visual. Todo es plano y barato y fácil, pero el extremo llega en un último plano, visto en tantos telefilmes que uno siente la misma vergüenza ajena que debieran sentir Moore, Ruffalo y Benning de su directora.


Mi quiniela de los Oscar


Yo no hago quinielas, no juego a acertar quién va a ganar. Eso es un juego de azar.
Lo que sí digo es de los nominados, quién creo que debiera ganar. Eso es crítica de cine.

Película: Cisne negro
Director: Darren Aronofski
Actor: Javier Bardem
Actriz: Natalie Portman
Actor 2º: Christian Bale
Actriz 2ª: Helena Bonham Carter
Guión original: Origen
Guón adaptado: La red social
Peli extranjera: Biutiful
Fotografía: Cisne negro
Montaje: La red social
Dirección artística: Origen
Vestuario: Yo soy el amor

¿Y para ti, quién debiera ganar?

lunes, febrero 21, 2011

PRIMOS (Daniel Sánchez Arévalo): 8,5

No soy objetivo, no lo quiero ser. Hay películas que son como personas: las amas. No importa que tengas defectos, los quieres más por ellos. Primos es de éstas. Amo Primos.
No es un amor incondicional, no la amo desde la desmesurada primera escena. Su monólogo inicial me seduce, me mueve a reírme, su continuidad me cansa un poco. Pero en el momento en el que da el salto a Comillas, su paisaje, su energía y su locura me llevan a sentirme en casa, a visitar territorio conocido, a divertirme con mis amigos, a revivir mi vida.
De eso va Primos. De la fiesta que todos vivimos cuando queremos salir de nuestro pozo. De la necesidad de soltarnos para dejar atrás las lágrimas, de cómo el disfrute nace del drama, cómo la comedia no es sino la mirada que da el tiempo tras la tragedia.
Todo eso es lo que puedo decir de Primos tratando de ser lo que no soy: objetivo. Pero lo que debo decir es lo que me sale de dentro. Que no se me fue en ningún momento la sonrisa de niño. Que no paré de soltar carcajadas de adulto. Que empaticé con cada uno de sus personajes. Que amé cada uno de sus errores. Que lloré sólo de la emoción de amar. Que acabé aplaudiendo como la mitad de mi sala. Que su antológico final me produjo una felicidad como la que sólo puede dar el amor.
El amor a un desternillante Raúl Arévalo. El amor a un sublime Quim Gutiérrez. El amor a un director, Daniel Sánchez Arévalo, que con 3 pelis ya logra construir un mundo propio pero permite que sea el de todos.

sábado, febrero 19, 2011

CISNE NEGRO (Darren Aronofski): 9



Cisne negro es una crítica a la búsqueda de la perfección. A cuánto uno es capaz de cruzar la línea para alcanzarla. Pero viendo la perfección de la peli, uno no para de preguntarse cuánto cruzó la línea Darren Aronofski para conseguirla.
La perfeccción alcanza a todos los puntos. Un guión con tres capas tan perfectamente entrelazadas, que en su fusión, se multiplican sus conflictos. Una dirección artística tan homogénea con el argumento que logra del blanco y el negro tantos matices como de los actores. Un vestuario que realza tanto la belleza como su sufrimiento. Un montaje que consigue una atmósfera de un desasosiego tal que te dan ganas de autodestruirte. Una música que te eleva hasta el escenario y te golpea contra el suelo. Y unos actores a punto de destrozarse a sí mismos en la búsqueda misma de la perfección.
Hasta ahí, Aronofski juega a cruzar la línea. La línea de la realidad y el sueño, la línea de la obra retratada y la vivida, la línea del blanco y el negro, la línea del bien y el mal, la línea de la vida y la muerte. Entre ambas líneas se pasa toda la película, toda la dirección. Pero esa delgada línea roja la cruza en el casting. Un casting que convierte la vida real de sus actrices en carne de ficción, de pública inmolación.
Y es que nada es casual en la la elección de la tres divas que protagonizan la ficción. No es casual la aparición de una Barbara Hershey que en su lucha por la perfección, abusó del bottox hasta autodestruirse. Y es que a ratos, su cara parece la de Mickey Rourke en The Wrestler. No es casual la selección de Winona Ryder como la persona a quien tiene que reemplazar Natalie Portman. ¿Quién no recuerda el comienzo de ambas como niñas prodigio, su crecimiento como musas independientes, su explosión en Hollywood como las guapas inteligentes? ¿Quién no recuerda el final de Winona, autodestruida en la cleptomanía hasta la total desaparición? ¿Quién no sabe quién es su sustituta natural hoy en el corazón de Hollywood?
En ese cruce de la línea entre realidad y ficción, entre el bien y el mal, nacen muchas preguntas. ¿Cómo han quedado las almas de Hershey y de Ryder? ¿Y la de Portman después de un papel tan destructivo como éste? ¿Le pasará como a Maria Schneider con su Vincent Cassel particular, Bernardo Bertolucci? Tras cruzar la línea, ¿se ha convertido Aronofski en el propio cisne negro?
No lo sé. Quizás nunca se sepa. Lo que sí sé es que lo he pasado fatal viéndola. He descubierto la belleza y el dolor, la lucha con uno mismo y las heridas, la mejora y el destrozo, la vida y la muerte. He descubierto que en la búsqueda de la perfección, el gozo y el dolor se entrelazan hasta sufrir la tragedia de conseguir una obra maestra.


lunes, febrero 07, 2011

THE FIGHTER (David O.Russell): 5,5

Que no os engañen. Que no os engañen ni las 7 nominaciones a los Oscar, ni los dos Globos de Oro. Que no os engañen los críticos nada sesudos ni los espectadores poligoneros que abarrotaban la sala.
The Fighter no es más que una ensalada de tópicos. No es más que una peliculita de boxeo. No es más que una historia convencional de superación. No es sino una peli más basada en hechos reales en la que nada de lo que sucede parece creíble.
Y lo peor no es que no te lo creas. Lo peor es que no te llega. Que no alcanza a generarte una mínima emoción.
Todo parte de un guión en el que lo único que sobresale son los dos estupendos personajes del hermano y la madre, de Christian Bale y de Melissa Leo. Ellos dos mantienen una trama en la que sólo sorprende la oda antifamiliar. Todo lo demás es convencional, es perfectamente predecible.
Y especialmente predecible es la dirección de un O'Russell que nunca fue el niño listo que le dijeron que era. Sus películas al fin siempre se caían. Aunque no la haya escrito, ésta es otra más de las que se caen.
Por eso que no os engañen. No vayáis a verla.

jueves, febrero 03, 2011

¿Y cuándo se estrena?

Sólo quedan 11 días para San Valentín. Y ya podéis buscaros un plan o encontrar un rollo para esa noche con el que simular que sois pareja. Porque como habréis visto, ese día todavía no será el estreno, seguimos azarosos en la postproducción de la película.

Ahora mismo, está el productor moviendo la peli, la de comunicación generando noticias, la directora de foto mejorando la imagen, un músico creando, un montador narrando mejor, una ayudante de montaje corrigiendo, un responsable de sonido arreglando, un colorista decolorando y dos tíos de efectos con los títulos de crédito. Y luego están Cecilia y Juan, los protagonistas. ¿Qué harán?

miércoles, enero 26, 2011

DE DIOSES Y HOMBRES (Xavier Beavois): 6,5



Tengo una espiritualidad a prueba de fe. Por eso todo lo que aquí comento, parte de ese hecho. De que, dada mi superficialidad hacia la vivencia religiosa, cuesta que me lleguen ciertos mensajes, ciertos sentimientos. No por ello dejo de admirarlas.
Y lo que me sucede durante la peli ganadora de Cannes es que no dejo de admirar, nunca llego a empatizar. Están a un nivel tan alto los monjes protagonistas que nunca llego a sentirles cerca, a emocionarme con su historia.
Eso no impide que siga creyendo que son maravillosos, que son referentes. Eso no impide que admire la obra de Beauvois. Eso no impide que no me dé cuenta de su coherencia. De cómo asume un estilo y lo mantiene hasta el final. De cómo acepta el silencio y el canto religioso como el sonido de sus vidas y por tanto, el sonido del cine. De cómo refleja su tranquilidad vital y su estrés ante la muerte. De cómo retrata sus vidas como parte de algo en esencia superior.
Todo eso es cierto. Pero el caso es que cuando llega el momento de emocionarme, no lo consigue. Cuando llega el momento de amarlos, me quedo en la celebración. Cuando llega el momento de epatarme con un último y maravilloso plano, me quedo en la admiración.

miércoles, enero 19, 2011

¿Quieres participar en la peli?

¿Quieres participar en Cecilia y Juan?

Manda fotos de tus lugares favoritos de Madrid, aquéllos que para ti son más especiales, los que indicarías en un álbum de grandes éxitos de la Capital.

Este domingo 23 rodamos planos de la ciudad y si nos gusta tu foto, haremos un plano para tu foto, aparecerás en los créditos. Podrás decir que has hecho una película.

Para ello, sólo tienes que coger tu móvil y darle al click. O buscar una imagen que ya tengas. No importa que aparezca alguien. Lo que importa es que proponga una nueva forma de ver un sitio viejo. O que descubra un lugar no prototípico.

Y después, súbela a esta página. O si no estás en Facebook, mándalo a la dirección de mail que pongo en comentarios.

Gracias por participar.

lunes, enero 10, 2011

Los nominados a los Matomovies de Oro


El Comité ha seguido deliberando. Y elegir es renunciar. ¿A quién ha elegido? A representantes de la realidad y de la invención.

5 FICCIONES:

2 DOCUMENTALES:

Y ahora tú, ¿por quién votas? ¿Buscas opciones seguras tipo La cinta blanca o arriesgas con producciones de calado como Carancho?

¿Te gusta lo mismo que a todos?



domingo, enero 02, 2011

¿Cuál es para ti la mejor película del año?

Como cada nuevo año, los Matomovies de Oro ya están aquí.
Y con ellos, las nominaciones. Después de un rigurosísimo proceso de selección, tras horas y horas de sesudas reuniones, el Comité ha deliberado. Y éstos son los nominados a la mejor película estrenada en España en 2010:


An Education (Lone Scherfig, Gran Bretaña, comedia dramática)

Anvil - El sueño de una banda de rock (Sacha Gervasi, USA, documental biopic cómico)

Bicicleta, cuchara, manzana (Carles Bosch, España, documental biopic drama)

Biutiful (Alejandro González Iñárritu, España-México, drama)

Bon Appetit (David Pinillos, España-Alemania, drama romántico)

Carancho (Pablo Trapero, Argentina, thriller dramático)

La cinta blanca (Michael Haneke, Austria, drama de terror)

Conocerás al hombre de tus sueños (Woody Allen, USA, comedia)

Lourdes (Jessica Hausner, Francia, drama religioso)

María y yo (Félix Fernández de Castro, España, documental biopic drama)

Origen (Christopher Nolan, USA, thriller acción)

La red social (David Fincher, USA, drama cómico)

Two lovers (James Gray, USA, thriller romántico)

Up in the Air (Jason Reitman, USA, comedia dramática)


Y ahora, es tu momento de elegir. ¿Cuál es tu favorita entre las nominadas?